El primer informe escrito del continente europeo Continente sobre lo que ahora conocemos como Dupuytren La  
enfermedad data de 1614, cuando Felix Plater de Basilea en latín describió sus observaciones de la palma en un albañil  
con una contractura, que creía erróneamente que fue causada por los tendones que habían sido arrancados de sus  
fundas [13]. Sin embargo, Whaley y Elliot encontraron informes anteriores de cuatro curas milagrosas establecidas en  
Orkney e Islandia en el siglo XII y XIII, registradas en las sagas de los Condes de Orkney y los Obispos de Islandia, en que el  
estado de la mano que se curó tenía un parecido con la enfermedad de Dupuytren [14]

Henri Cline de Londres fue en 1777 (el año el barón Guillaume Dupuytren nació) el primero en tomar notas de disecciones  
de manos con la enfermedad y el que entiende claramente que DD es una afección de las fascias palmares y no uno de  
los tendones subyacentes. También fue el primero en sugerir fasciotomía palmar como tratamiento para DD. Elliot, quien  
por lo tanto siente que la enfermedad debería haber sido nombrada Enfermedad de Cline, reconstruyó que Astley  
Cooper en 1822 fue probablemente el primero en realizar este procedimiento [13]. El nombre de Dupuytren se vinculó  
con esta enfermedad debido a la conferencia que dio sobre este tema el 5 de diciembre 1831 y debido al sistema  
eficiente que existía en París en esos días y permitió la rápida difusión de nuevos hallazgos. En esta conferencia él  
enfatizó que esta enfermedad se origina en la aponeurosis palmar y también demostró la fasciotomía palmar abierta  
[15]. En 1934 Goyrand cuestionó la opinión de Dupuytren de que la enfermedad de Dupuytren era causada por la  
contracción de la aponeurosis palmar, ya que había observado bandas fibrosas que eran superficiales desde la  
aponeurosis y que también se extendían hacia los dedos y en su opinión eran responsables. para la articulación  
metacarpofalángica (MCPJ) y la contractura de la articulación interfalángica proximal (PIPJ) [16]. Por esta razón, aconsejó  
incisiones longitudinales en lugar de transversales, lo que permitió la eliminación en lugar de la división del tejido  
patológico, al tiempo que preservaba las estructuras vitales. Esta teoría demostró ser cierta y esta operación fue en  
esencia la primera descripción de la técnica que muchos cirujanos de la mano hoy en día todavía emplean, y que  
conocemos como Fasciectomía selectiva o limitada (LF)

En la primera mitad del Siglo XX, cirujanos como Lexer en Alemania, May en los EE. UU. y McIndoe en Gran Bretaña creían  
que, por el bien de la prevención de la recurrencia, era prudente no solo eliminar el tejido enfermo, sino también toda la  
fascia sana  . la palma y los dedos [17]. Esta fasciectomía radical cayó en desgracia, ya que se vio obstaculizada por  
muchas complicaciones sin prevenir las recurrencias, y condujo a los cirujanos a procedimientos menos extensos como la  
faciectomía limitada [18]

Al final de la Los reumatólogos de los años setenta en París hicieron que el péndulo del tratamiento se balanceara  
completamente, cuando popularizaron la fasciotomía percutánea con agujas desechables [19]

En la década de 1990, Badalamente y Hurst de la Stony Brook University en Nueva York informaron sus primeros  
experimentos en El uso de derivados de colagenasa de Clostridium histolyticum, que en los últimos años ha dado lugar al  
desarrollo de una terapia de inyección para la DD [20]. En la misma época, varios estudios de Alemania aparecieron sobre  
la capacidad de la radioterapia para retrasar la progresión de la enfermedad cuando se encuentra en una fase temprana  
[21]



Assign a menu in the Left Menu options.
Assign a menu in the Right Menu options.