mamoplastia-de-aumento-de-senos

mamoplastia-de-aumento-de-senos

El tratamiento conservador de las lesiones del conducto parotídeo

También ha sido defendido por algunos. Lewis y Knottenbelt describen un estudio prospectivo donde investigaron el
manejo no quirúrgico de 19 pacientes con lesiones del conducto parotídeo confirmadas.66 Todos los pacientes curaron
sin intervención quirúrgica. El 53% de los pacientes que tuvieron complicaciones menores sanaron con el uso de
sialogogos para fístulas y aspiración semanal de sialoceles. El 49% restante se curó sin complicaciones. El uso de Botox
también se ha demostrado con buen éxito para resolver las fístulas parótidas.67 La toxina botulínica tipo A inhibe la
producción salivar por su efecto anticolinérgico sobre las fibras motoras secretoras parasimpáticas. Sin flujo salival
constante, la fístula se resolverá.

Si bien la sialografía puede ser útil en el período postoperatorio para evaluar la respuesta al tratamiento o ayudar a
identificar las lesiones parotídeas no diagnosticadas, tiene poca utilidad frente a la lesión aguda. . Dicho esto, la
sialografía puede ayudar a diagnosticar la ruptura difusa del parénquima de la glándula que puede producirse por
traumatismo cerrado a la región parótida.68 La TC helicoidal es una ayuda diagnóstica más útil para la lesión traumática
aguda de las glándulas salivales.69 La resonancia magnética (MRI) es prometedora como un método útil de evaluación a
medida que se desarrollan mejores técnicas. Los estudios de RM de resolución alta *, como la sialografía, no son
herramientas prácticas para su uso en el contexto de lesiones agudas; sin embargo, pueden ser útiles para la visualización
de sistemas de conductos salivales anormales después del trauma. Mediante ciertas reconstrucciones de esta imagen, se
pueden visualizar detalles anatómicos finos, como el conducto parotídeo y el nervio facial, incluso dentro de la glándula
misma. También se pueden crear reconstrucciones 3D para permitir la visualización de la anatomía en planos precisos.70
Nervio facial Las lesiones en el nervio facial pueden tener consecuencias funcio- nales y estéticas devastadoras. Es
probable que se produzca una lesión en el nervio facial en lesiones penetrantes en la cara y en heridas por arma de fuego
donde la lesión térmica se irradia a través de grandes porciones de tejido. La evaluación de una lesión por afectación del
nervio facial es relativamente fácil de realizar en un paciente consciente y cooperativo.

La incapacidad del paciente para mover los músculos de la expresión facial sugiere la sección del nervio. En un paciente
inconsciente, el examen incluirá el uso de un estimulador nervioso. Al igual que la evaluación de las lesiones del
conducto parotídeo *, la ubicación anatómica de la herida guía el tratamiento de la lesión del nervio facial. Las
laceraciones nerviosas que ocurren medialmente a una línea del canto lateral del ojo al foramen mental no necesitan
reparación primaria debido a su probabilidad de reparación espontánea.63 Las heridas próximas a esta línea deben
explorarse para posible lesión del nervio con necesidad de reparación primaria.

La ubicación de la herida con respecto al músculo masetero también puede guiar el tratamiento, en el sentido de que las
lesiones que ocurren dentro de la región del músculo masetero y que han involucrado el nervio facial también tienden a
involucrar el conducto parotídeo.

Idealmente, la reparación del nervio facial debe realizarse con aumento en el momento del cierre de la herida primaria.
Si la reparación se realiza dentro de las 48 horas de la lesión *, el uso de un estimulador nervioso puede ayudar a
identificar los extremos cortados distales del nervio; sin embargo, después de 48- 72 horas, el nervio sufre degeneración y
es menos probable que el estimulador del nervio provoque tirones musculares desde las terminaciones nerviosas
distales, dificultando su identificación. Los extremos del nervio deben cortarse para crear un borde limpio libre de tejido
nervioso desvitalizado. Los extremos cortados del nervio deben movilizarse y liberarse del tejido circundante, de modo
que haya una aproximación sin tensión. El factor pronóstico más importante en la reparación del nervio facial es
anastomosis libre de tensión. Mientras que la reparación perineural se discute en toda la literatura ya que la reparación
epineural más ideal puede ser más realista. Dos o tres suturas (monofilamento 8/0 o 9/0) tomadas a través del epineuro
sin tensión acercarán los segmentos y conservarán los fascículos. Cuando los defectos nerviosos grandes complican la
herida o la tensión no se puede lograr una aproximación libre, se puede considerar el uso de injertos posicionales inter.
La función de Retorno de puede retrasarse hasta un año después de la reparación.

La falla de la reparación puede ser causada por la tensión o apertura en la anastomosis o la fibrosis muscular o nerviosa.
Los pacientes cuya reparación falla pueden ser candidatos para la rehabilitación del nervio facial.




Cirujano Plastico Estetico Bogota Medellin Cali Bucaramanga Barranquilla